Estado de los Cultivos

Nota: Informe semanal con actualización los días jueves.

Responsables:

Cayetano Abbate, Hugo Conti, Graciela Cazenave

con la colaboración de las AER y EEA INTA de la Región Pampeana

Condiciones de Uso:

Ver Condiciones de Uso...

Última edición del Informe: viernes 23 de septiembre de 2016

REGION PAMPEANA
(considerando registros semanales de lluvia y temperatura tomados en el lapso comprendido entre las 9 hs. del día 15 y 21 de setiembre del corriente año)
RESUMEN

Escasos y focalizados fueron los milímetros de agua aportados sobre la franja central de la provincia de Buenos Aires por las lluvias registradas durante la semana que se informa. En esos eventos sólo se contabilizó 11 mm para Bolívar, 7 en Olavarría y Azul, 5 a 6 mm en Dolores y también en Las Flores. En el resto de la región sólo se computan 2-5 mm en M. Juárez, Laboulaye y Santa Rosa, entre otros sitios de distribución errática dentro del área regional o directamente nada de lluvia.
En lo referido al marco térmico imperante en los últimos días, cabe mencionar que si bien hubo algunos valores de temperatura bajo cero, tomados en la zona del sudeste bonaerense, en paralelo también hubo máximas que rondaron los 30 °C en el extremo noroeste de la misma.
Planteado de tal forma el escenario regional, las producciones se van desenvolviendo dentro de una presentación entre buena y ajustada, dado que el advenimiento y la alternancia de bajas y altas temperaturas, más la incidencia de persistentes vientos, coadyuvaron para apurar la pérdida de humedad y el desecamiento de los centímetros superficiales del suelo, situación que poco ayuda a los TRIGOS y demás cereales de inverno, aunque por el momento y en general el grueso de esas siembras no observan problemas irreversibles. Por el lado positivo, esta interacción meteorológica ayuda a liberar de agua a los campos de zonas con problemas de drenaje y escurrimiento que aún permanecen anegados o con barro en superficie. También esas condiciones son positivas para ir terminando de recolectar algunos contados lotes de MAÍZ que permanecen todavía en pie. En lo inherente a FORRAJE, la situación es cambiante según zonas, pero dentro de un marco normal para la época o sólo algo deficitario, en cuya situación deberá acudirse a resolver las necesidades con el aporte de reservas. Se debe tener en cuentas que ya los verdeos comienzan a encañar y las alfalfas y demás especies de estación ahora van rebrotando lentamente.

ZONAS

En la parte NORTE DE LA REGIÓN, los TRIGOS más adelantados están espigando, otros recién van encañando con buen estado evolutivo, aunque en todos los casos les vendría muy bien una recarga de agua a nivel superficial del suelo, que es el tramo que se ha secado en los últimos días por efecto de la ausencia de lluvias y la incidencia del viento. Ya hay alguna escasa presencia de mancha amarilla y roya, también hay algunos pocos avisos de presencia de pulgones en lotes aislados de dicho cereal. Son contados los MAÍCES sembrado hasta la fecha, esperándose que caiga alguna lluvia para mejorar la cama de siembra y enfatizar la siembra. En materia de FORRAJE, lo que más cuesta es recuperar las superficies que fueron muy dañadas por pisoteo y pérdida de especies, como consecuencia del último otoño lluviosos que se vivió y que complico especialmente a los tambos. Ahora lentamente se van recomponiendo esos lotes y se va retirando el agua de los campos que fueron anegados en esa época.

Hacia la parte CENTRAL DE LA REGIÓN, los TRIGOS de ciclo corto están a punto de espigar, los intermedios están encañando y los de ciclo largo en macollaje. La buena disponibilidad de agua en el perfil es beneficiosa para aquellos cultivos que están atravesando estos períodos vegetativos. Sin embargo, la siembra de cultivos estivales está supeditada a que llueva, ya que la cama de siembra está necesitando una recarga de humedad para asegurar una buena germinación de la simiente.

En ENTRE RÍOS va culminando la recolección de CÍTRICOS y comienza la de ARÁNDANOS, esperándose muy buenos resultados en lo que a producción de estos últimos se refiere. Los TRIGOS en esta zona presentan tres nudos o ya van alcanzado los más adelantados la espigazón. El perfil tiene buena disponibilidad de agua. Avanza lentamente la siembra de MÁIZ.

Hacia el OESTE REGIONAL se requiere alguna lluvia para recomponer la humedad de los primeros centímetros del perfil edáfico. Los TRIGOS predominantemente se encuentran en macollaje y en buen estado, aunque la superficie cubierta con este cereal es reducida. La siembra de MÁIZ espera alguna lluvia que mejore la cama de siembra. La oferta de FORRAJE es ajustada, salvo la proveniente de los campos que se encuentran con napa freática cercana a la superficie. Los verdeos de avenas, centenos y cebadas ya van encañando. La ausencia de lluvias sigue promoviendo la recuperación de los campos que habían sido anegados por las copiosas lluvias del otoño pasado.

En la zona del SUR DE LA REGIÓN hubo lluvias dispares a comienzos de setiembre, pero en general se necesitaría algo más de agua para recomponer la parte superficial del suelo, dado que el resto del perfil está por ahora bien dotado de humedad. Consecuentemente los TRIGOS siguen progresando sin mayores problemas, transitando el macollaje o recién se presentan con 4-5 hojas. También la CEBADA se sembró tarde y ahora está mostrando 2-3 macollos. Aún queda algún lote aislado de MAÍZ por cosechar, realizándose los barbechos químicos para ir preparando la próxima siembra de grano grueso. En algunos casos, para combatir la “rama negra” que se ha tornado resistente a los herbicidas, se opta por pasar rastra de disco y tratar de controlas de esa forma dicha maleza. Los VERDEOS van encañando y los triticales ahora van decayendo en su oferta. En cambio, las ALFALFAS van repuntando y en algunos casos hasta generan empaste. Se acude a reservas para completar la alimentación de los rodeos.

Informe elaborado por el INSTITUTO DE CLIMA Y AGUA - INTA CASTELAR, con la colaboración de las AER y EEA INTA de la Región Pampeana.